La buena videncia existe. ¡Garantizado! De hecho, hay verdaderas profesionales que están esperando tu llamada para atenderte de la mejor manera posible. Sin embargo, encontrar videntes buenas no siempre es sencillo y mucho menos si quieres reconocerlas fácilmente. Esto es debido a que hay que saber reconocerlas. Hay numerosos profesionales en el ámbito del tarot que no tienen un don natural y que trabajan en call-center o consultorios en los que no se sabe quién atiende al teléfono. Nosotras queremos encontrar a las verdaderas videntes, a las que ponemos rostro y voz.

5 trucos para reconocer a las buenas videntes

Las buenas videntes son reconocibles pero requieres de algunos trucos para poder desenmascarar a quienes no lo son.

  1. Su consulta SIEMPRE es privada. Aunque aparezcan referidas en directorios – lo cuál es muy común en el ámbito del tarot – tienen su propia página web y su teléfono personal para recibir llamadas directas del consultante. Un gran problema con el que te encontrarás de no elegir a las mejores es que querrás estar charlando con una tarotista experimentada que aparece destaca en el gabinete y terminarás consultando a alguien completamente diferente. Las videntes buenas no se esconden tras ningún call-center.

videntes buenas

  1. Sientes que esa persona ha cambiado tu vida. Esto solo es posible en el caso de que ya hayas mantenido la primera sesión. Será entonces cuando descubrirás la importancia que tiene que esta sea realmente una vidente. El grado de empatía que llega a tener una verdadera vidente es tal que no te dejará indiferente ni a ti ni a nadie. No lo dudes y adéntrate en el maravilloso mundo de la videncia real.
  2. Permiten el pago con tarjeta seguro. Una verdadera profesional no necesita esconderse ni tras otro rostro ni tras la ilegalidad. Es completamente legal y directa. Gracias a la posibilidad de realizar el pago con tarjeta, constará en el extracto de tu cuenta bancaria y podrás seguir el gasto de una manera fiable. Es muy importante el gran avance que esto ha implicado. Algunas de las grandes videntes que comenzaron con el pago con tarjeta tuvieron muy buenos resultados. Fue el caso de la vidente Julia. Esta vidente es elegida por sus clientes, justamente, porque permite el pago con tarjeta.
  3. Han sido reconocidas con alguna mención o premio. No hay una sola gran vidente que no haya sido mencionada en algún momento. Realmente lo contrario no tendría sentido por lo que busca a las verdaderas videntes con esta característica común. Un premio muy reconocido es el que otorga Guía de tarotistas cada año. Esta mención es muy importante ya que identifica a las mejores tarotistas por su trayectoria y por la cantidad de clientes satisfechos.
  4. La opinión de sus clientes si que cuenta. Cuenta y mucho. Las videntes buenas y tarotistas que mejor reputación tienen son las que desenvuelven su don de una manera más óptima. Sucede en el caso de Marian, que destaca por ser capaz de escucharte y de ofrecerte la ayuda de calidad que necesitas.