Vidente sin gabinete es aquel o aquella profesional que atiende desde su domicilio, en un ambiente tranquilo y personal y con una decoración y recursos esotéricos necesarios para crear el refugio ideal que necesita la videncia. Ese tipo de videntes son las personas a las que podrás consultar y que aparecen en esta página.

vidente sin gabinete

Gabinetes o call center

Con tan sólo oír el término “gabinete” o “call center”, sentimos algo de reparo para confiar nuestras dudas y problemas por teléfono. Suena impersonal y excesivamente profesionalizado. Cuando hablamos de los esotérico y lo espiritual, estamos hablando en una relación entre vidente y usuario muy íntima, algo similar a la confesión religiosa donde uno, la persona que requiere consejo, se acerca al otro, la persona que hará de guía para lidiar juntos con los problemas.

La intimidad del vidente sin gabinete

En el mundo de la videncia, la simbología y el ambiente que rodea al profesional es muy importante para que pueda lograr la máxima concentración sin que nada ni nadie lo perturbe de su lectura esotérica y establecer así una conexión sólida con el mudo espiritual. Por eso, como el escritor que se rodea de libros o el religioso de sus objetos sagrados, nuestros videntes trabajan desde su domicilio, el cual han convertido en un lugar desde donde desarrollar su potencial al máximo.

Otro aspecto, que en este caso preocupa al usuario, es que la conversación quede entre el vidente y él, por lo que el formato de gabinete echa un poco para atrás: ¿quién más está escuchando?, ¿me atenderá siempre la misma persona?, ¿cómo es el ambiente en ese call center? Este tipo de resistencias desaparece ante la tranquilidad de hablar con alguien de domicilio privado a domicilio privado.

Un mejor seguimiento

Saber que hablamos con alguien en su propio domicilio también asegura que su disposición para volver a contactar con el vidente es mayor. Si necesitamos ayuda en varias sesiones, el profesional va a tener la posibilidad de seguir nuestro problema y su historial de forma personalizada. Este tipo de trato y confianza para temas sensibles viene fenomenal.

¿Por qué entonces consultar a uno de nuestros videntes sin gabinete? Porque, salvo la intervención de otra persona para temas de gestión de cobro y otras consultas que puedas tener, descolgar el teléfono te coloca frente al vidente que hayas elegido para dar comienzo a la resolución de tus problemas.