Amor: es una palabra que alude a uno de los aspectos más importantes de la vida, y más vale que tengas todo en orden en ese terreno, porque el mal de amores puede ser terrible y hacerte ver todo de forma negativa. Sin embargo, muchas personas se acostumbran a esa tristeza, tal vez porque se hayan resignado a vivir así o porque no sepan que hay soluciones al alcance la mano. Una de ellas, y de las más efectivas, es el vidente del amor.

Qué es una vidente del amor

Si para las dolencias físicas y de salud biológica en general hay especialistas, para las cuestiones del alma (que también duelen) están los videntes: consejeros que gracias a su don son capaces de diagnosticar y curar el mal amoroso que sufres.

vidente del amor

Cómo solucionan tu problema

La clarividencia es como el conocimiento del médico. Los videntes, utilizando su capacidad extra sensorial y las famosas herramientas a las que llaman mancias (como el tarot) acceden a las causas que te hacen padecer mal de amores. Miran en tu pasado, hormiguean en tu presente y predicen tu futuro. Para ello, también son capaces de observar y darte información sobre la situación de la persona que se fue de tu lado, a la que amas y no quieres perder, o lo que te depara el futuro.

El vidente siempre te dirá la verdad. A veces en forma de consejo; en otras ocasiones, simplemente informándote de las imágenes que ve, y en otras tantas, interpretando los mensajes de los Arcanos.

Hechizos y rituales

Además de sus capacidades de predicción, el vidente del amor está especializado en hechizos o amarres de amor. Estos son prácticas benignas (Magia Blanca) que fortalecen un deseo: estar con la persona a la que amas. Para que los hechizos funcionen, sólo debes cumplir dos requisitos: confiar en tu vidente y en el ritual, y tener paciencia. En ocasiones, el amor tarda en llegar y hay que esperar al momento oportuno o que la conjunción astral “conspire” para que tú y la persona a la que amas os encontréis en un momento determinado de este aparente caótico mundo.

Por qué llamar a un vidente del amor

Porque el vidente va a comenzar este “tratamiento” que necesitas y también lo va a terminar; porque las ciencias mundanas no se ocupan de los asuntos del corazón, y porque mientras todo se configura para el momento deseado, el vidente te va a servir de ayuda y consuelo en los momentos de duda y sufrimiento.